En el corazón de Ferrari


Tres jóvenes valencianos tuvieron la oportunidad de cumplir uno de los sueños de su vida, al descubrir los secretos que guarda Maranello, la fábrica de la que salió el Ferrari F10 de Alonso. Pedro Márquez, Luis Boix y Nico Tosca son pilotos de karting y sueñan con conducir algún día un monoplaza.

Visita de los pilotos de karting a Maranello


Todos los aficionados al motor tienen la oportunidad de acercarse al universo Ferrari este fin de semana en el Circuit Ricardo Tormo. Más de un centenar de coches del cavallino rampante reunidos en un mismo espacio en el que descubrir algunos de los secretos de la histórica marca italiana. En la semana en que Ferrari inunda la actualidad del motor en Valencia, tres jóvenes han podido conocer el centro neurálgico de la escudería, Maranello.
Luis Boix, Pedro Márquez y Nico Tosca tienen entre 11 y 13 años y llevan la pasión por el motor desde pequeños. Los tres forman parte de la cantera valenciana de automovilismo y participan en el Campeonato valenciano de karting. Tras competir en el Campeonato de España de la categoría Cadete, recibieron la invitación de la Federación Española para ir el pasado lunes a la sede central de Ferrari, en Italia.
Casi 24 horas después de haberse proclamado campeón valenciano de karting por tercera vez, Pedro Márquez se subió a un avión en Madrid para volar hasta Milán. “No me lo podía creer. Nos avisaron a principio de noviembre de que existía esta posibilidad, y enseguida me apunté”.
Tanto Luis como Pedro coincidieron al admitir que la sede central de Ferrari “no parece una fábrica”. Luis, en concreto, se la esperaba “más moderna, pero todo era muy gris y sólo había un rótulo de Ferrari en la entrada”. “Por fuera, parece antigua”, aclaró el piloto valenciano.
Estos jóvenes pudieron vivir de primera mano la construcción de los coches Ferrari, tanto en su división deportiva de Fórmula 1, como en la de grandes turismos, haciendo un tour por la fábrica, así como por el circuito de Fiorano, trazado de pruebas de la escudería.
Los pilotos también visitaron el museo del cavallino rampante, dedicado a la historia de la marca y al mundo de la Fórmula 1, el apartado que causó mayor sensación entre ellos. “Estaban ahí juntos todos los Ferrari imaginables. Además, tienen un apartado en el que guardan todos los coches de Michael Schumacher”, desveló Márquez, un piloto que se subió a su primer kart con tres años y que tenía siete cuando el “Káiser” consiguió con la escudería italiana su séptimo título mundial.
En el museo, los pilotos pudieron conocer a Francesco Pon, responsable de la academia de pilotos de Ferrari. “Nos informó de cómo escogen a los pilotos, y nos contó el funcionamiento de las carreras y las estrategias”, destacó Luis, que realizó la visita tras haberse lesionado el hombro en la última carrera de la Escuela de karting del Circuit.
Pon aprovechó para explicarles las cualidades que deben tener los deportistas de élite y cómo se forma un piloto, así como una serie de consejos para que pudieran alcanzar el sueño de ser pilotos profesionales. Al final de la jornada, los pilotos recibieron un libro sobre la historia de Ferrari, de la que formaron parte por un día.

(Reportaje publicado en Levante-EMV).

.

Vicente Vila Madrazo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s