La película “Senna” refleja “el balance perfecto entre la persona y el piloto”


El documental sobre la figura de Senna, el piloto brasileño tres veces campeón de Fórmula Uno, logra “el balance perfecto entre la persona y el piloto” en los más de cien minutos de imágenes de la película.

Vivianne Senna, una de las hermanas del piloto, resumió de este modo el documental que ha dirigido el británico Asif Kapadia alrededor de uno de los pilotos más lauredados de la máxima competición del automovilismo.

Ayrton Senna

“Senna. Sin miedo, sin límites, sin rival” es el título de un documental que vence el obstáculo de contar con un final ya conocido por la mayoría de los espectadores potenciales de la película y mantiene la tensión narrativa hasta el final, con el funeral del piloto.

Veinticinco años después de su primer gran éxito en España, la victoria por 14 milésimas ante Nigel Mansell en Jerez el 13 de abril de 1986, Ayrton Senna ha marcado hoy otro nuevo hito en España con la presentación de su documental en la Mostra de València.

La rivalidad enconada con Alain Prost, explicación principal de las carreras de ambos pilotos en la Fórmula 1, se convierte en el hilo conductor del documental del británico Asif Kapadia, estrenado por primera vez en Japón el 7 de octubre de 2010 con motivo del Gran Premio del país nipón.

El enfrentamiento que vivieron el brasileño y el francés centra gran parte del documental, que sólo ofrece pequeños esbozos de la primera etapa del corredor en la Fórmula Uno, como la remontada en la lluvia en Mónaco en 1984 o su primera victoria en el GP de Portugal de 1985.

Extraída de más de 15.000 horas de archivos audiovisuales y basada en parte en material inédito de zonas a las que actualmente no se puede acceder, el director de la película ha admitido que se podría haber hecho “una película de cada carrera de Ayrton, un personaje muy interesante con un final muy trágico”.

El director de la pieza ha admitido que conocía la figura del piloto, “pero no sabía qué representaba fuera de las pistas”, algo que descubrió con el montaje de las imágenes.

El documental carece de narrador y se basa en la experiencia y las voces de los principales implicados en la exitosa historia del piloto brasileño, y en el sonido de los motores, principal seña de este deporte.

La película muestra una vida llena de triunfos, la de un piloto que entusiasmó a todo un país y que monopolizó junto con Alain Prost más de un lustro de Fórmula Uno.

Ayrton Senna Alain Prost

Los 104 minutos de imágenes giran alrededor de la carrera del brasileño en el deporte de las cuatro ruedas, un mundo que Senna se negaba a abandonar y en el que ambos se apoyaron mutuamente en el otro para marcar una época.

“Competir está en mi sangre, es parte de mi vida”, proclamó Senna, quien bien entrada su carrera apuntaba que le habría hecho muy feliz volver a sus primeros años en el karting, “conducción pura” para el brasileño que triunfó en tres ocasiones como campeón del mundo.

“Senna no intentó sólo ganar, intentó humillarme”, señaló el piloto francés tras la carrera de Mónaco en 1988, en la que el piloto brasileño marchaba como líder destacado y donde finalmente abandonó.

Ese año consiguió su primer título de la Fórmula Uno en el Gran Premio de Japón, un momento en el sintió que se quitaba “toneladas de peso de encima”.

Su muerte el 1 de mayo de 1994 fue el fin de una era en la categoría y engrandeció la leyenda de un piloto por el que lloró toda la parrilla del ‘Gran Circo’.

Senna era consciente de que no era inmortal, según recoge el documental de Kapadia, pero se convirtió con su muerte en el último piloto fallecido en la Fórmula Uno.

El accidente de Alan Donnelly en Jerez le hizo dudar de su continuidad en la competición, aunque pronto reconoció que no era capaz de vivir sin la pasión del automovilismo.

La curva de Tamburello, en la que anteriormente se habían estrellado y de la que habían salido con vida Nelson Piquet o Gerhard Berger, se llevó a Senna antes de tiempo, y justo un día después del gran olvidado, Roland Ratzenberger.

En el box del equipo en el que había sustuituido a Prost, las lágrimas del británico Frank Williams, consciente de la tragedia, representan el sentimiento de todo el paddock de la competición, de los aficionados en las gradas y de quienes seguían por la televisión el Gran Premio de San Marino de 1994.

El montaje de la película, centrado en varios momentos concretos de la carrera del piloto en la Fórmula Uno, dedica más de quince minutos a la carrera disputada en el circuito de Imola en la que falleció el piloto. Del documental, Bruno Senna dijo que va a tocar “los corazones de muchas personas”.

Alain Prost, Gerhard Berger, Rubens Barrichello, Emerson Fittipaldi, sir Jackie Stewart, Johnny Herbert, Michele Alboreto o Damon Hill fueron solo algunos de los nombres que se reunieron para dar la última despedida a la leyenda viva de la máxima categoría.

Tercero en número de podios, segundo en poles y también tercero en victorias, Senna no lidera los apartados estadísticos de la Fórmula Uno pero grabó su nombre a fuego en el corazón de unos aficionados que podrán revivir su carrera hacia el Olimpo de la Fórmula 1 con este documental.

 Ayrton Senna (BRA) Lotus, Alain Prost (FRA) McLaren, Nigel Mansell (GBR) and Nelson Piquet (BRA) Williams

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s