Un minuto que puede lastrar el Mundial


Había caído la bandera a cuadros en Philipp Island. Los pilotos de Moto2 habían acabado el primero de los dos entrenamientos libres del viernes y volvían tranquilamente a los boxes. Marc Márquez, que había vuelto a la pista a falta de un minuto para que se terminara la sesión, después de una caída en los primeros instantes de los entrenamientos, apuraba los últimos metros para probar las reparaciones de la moto.

El piloto del CatalunyaCaixa Repsol, que estrenaba en Australia el liderato que adquirió tras la carrera de Motegi. Solo un punto de diferencia sobre Stefan Bradl, que culmina una remontada de 82 en las últimas carreras, pero líder al fin y al cabo. Sin embargo, toda la prudencia que había demostrado a lo largo de un Mundial en el que llegaba para aprender, pareció desaparecer en la tercera curva de Philipp Island.

Marc Márquez Australia Philipp Island

Tenía dos vueltas para probar la moto y comprobar que todo estaba en su sitio. La caída le había tenido prácticamente toda la sesión esperando en el box mientras su equipo le reparaba la moto. El chasis con el que había empezado el Gran Premio, el de Suter para 2012, había quedado inservible, y debían volver a la versión anterior. Por eso, cuando la moto estuvo lista, el minuto final del entrenamiento se hizo imprescindible. Una vuelta entera exprimiendo las posibilidades de su Suter hasta ver la bandera a cuadros. Y después no paró.

“Cuando estaba a punto de terminar el entrenamiento, he salido para dar una vuelta y comprobar que todo estuviese bien después de la caída. Al terminarse el tiempo y superada la línea de meta, estaba completando la vuelta para dirigirme a boxes cuando en la tercera curva —que de por sí es bastante rápida—, he visto a un piloto”, detallaba Márquez sobre la caída.

“Ya no venía tirando fuerte, pero este circuito es rápido de por sí y en esa curva, que normalmente se hace en quinta, quizás venía en cuarta marcha. Cuando se ha apartado he visto que tras él estaba Wilairot y no he podido frenar. Espero que esté bien, porque ha sido una caída muy fea y dentro de lo que cabe no me he hecho nada y le mando ánimos”.

El piloto catalán, que reconoció antes de correr en Australia que no afrontaría la cita oceánica de una forma diferente a la habitual, tendrá ahora que plantearse una nueva forma de afrontarla: Dirección de Carrera le ha sancionado con un minuto de tiempo que se añadirá a su crono en la clasificación. Esto es, saldrá último en la carrera del domingo con total seguridad, en la decimotercera fila de la parrilla y con 36 motos por delante.

La Federación Internacional de Motociclismo explicaba que, después de haberse dado la bandera a cuadros, Márquez pilotó “de manera irresponsable, poniendo en peligro a Wilairot, lo cual es una infracción del artículo 1.21.2 del Reglamento del Campeonato del Mundo 2011”. Este artículo, que castiga la conducción irresponsable o que cause peligro hacia otros competidores, tanto en la pista como en el pit lane, establece como posibles sanciones desde las penalizaciones de tiempo a la suspensión de la licencia del piloto. El castigo, dentro de lo posible, ha sido mínimo, a pesar de lo cual el equipo del piloto español ha apelado la decisión de Dirección de Carrera.

Marc Márquez Emilio Alzamora Australia Philipp Island

“La sanción a Marc es muy injusta, mucho. Primero porque nos parece excesiva, ya que hubiesen podido aplicar otro tipo de castigo como dejarnos sin un entrenamiento o varios segundos. Pero no, han escogido un castigo que, hagamos lo que hagamos, colocará a Marc el último de la parrilla. Marc iba más lento que en entrenamientos y seguro, lo que ocurre es que, en un punto ciego, muerto, de pronto le ha aparecido un piloto y no ha podido evitarlo. Sería interesante que se plantearan revisar el reglamento”, pedía Emilio Alzamora, director deportivo del actual campeón del mundo de 125.

El minuto de sanción, que obligará a Márquez a salir desde el fondo de la parrilla, no convertirá la carrera de Philipp Island en un remake de la de Estoril en 2010, al menos no a priori. No es tan fácil adelantar a quince pilotos en 125 que a casi 40 en Moto2. La de Estoril le ayudó a asestar un golpe casi definitivo al Mundial. La de Australia puede ayudarle a perderlo.

Anuncios

Una respuesta a “Un minuto que puede lastrar el Mundial

  1. Pingback: Márquez puede ganar el título de Moto2 donde lo perdió en 2011 | Tres ruedas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s