Moisés Soriano, un nuevo trofeo de la crisis del automovilismo


Empieza a ser habitual que un piloto anuncie, en vez del equipo o la categoría en la que correrá la próxima temporada, que se quedará parado por lo menos un año. Ya les ha pasado a muchos antes, pero el de ayer me dolió más que ninguno. El valenciano Moisés Soriano tuvo que explicar ayer que en 2013 no podrá competir al cerrarse “la última puerta que tenía abierta”.

Su explicación en Facebook:

“Hola a todos, hoy es un mal día para mi, he de comunicaros que definitivamente este año no podré competir, la última puerta que tenía abierta se me cerrado, de nada han valido todos los esfuerzos y los buenos resultados obtenidos en mi primer año de monoplazas, mi entorno lo ha intentado todo pero ha sido imposible poder encontrar patrocinadores. Este año por primera vez tenía todo para poder hacer una buena temporada, tenía un buen equipo y en los test de diciembre rodé muy rápido con el 312, pero esto no ha sido suficiente. Seguiré preparándome a tope por si surge la oportunidad pero siendo realista eso va a ser muy complicado. Quiero daros las gracias por vuestras muestras de apoyo, me habéis hecho sentirme muy valorado y eso no lo podré olvidar nunca. Quiero desde aquí agradecer al Circuito de La Comunidad Valenciana toda la ayuda que me ha prestado durante estos años y entiendo que con la actual situación este año no puedan estar a mi lado”.

Moisés Soriano probó una jornada en Fiorano con la Ferrari Driver Academy en 2012

Moisés Soriano probó una jornada en Fiorano con la Ferrari Driver Academy en 2012

Empecé a ver correr a Moisés en 2007, en el Campeonato de karting de la Comunitat Valenciana, con la Escuela de karting Profiltek Circuit. Tenía 12 años y corría en la categoría Cadete. Llevaba dos títulos autonómicos seguidos y logró el tercero. Ese año, además, fue subcampeón de España y campeón de Cataluña.

En 2008 subió a KF3 (para 13-15 años) y volvió a ganar, igual que en 2009 y en 2010. En 2011 se le resistió el título autonómico pero a cambio acabó tercero en el Campeonato de España de KF2, lo que le permitió ganar la Beca Santander Jóvenes Promesas: 30.000 euros que le permitían dar el salto a los monoplazas.

Tras varias carambolas, pasó de tener planeado correr los viernes en el European F3 Open y en las dos últimas carreras, a disputar toda la temporada. A pesar de contar con un F308, el monoplaza menos avanzado de los dos tipos que participan en este campeonato, aprovechó su oportunidad y logró un quinto puesto en Spa, un sexto en Montmeló o un décimo en Monza. Al final fue subcampeón de su categoría en su primera temporada de monoplazas –el campeón ahora corre en GP2- y eso le llevó a que Adrián Campos se fijara en él.

Moisés Soriano consiguió una victoria en la categoría Copa del European F3 Open en Montmeló

Moisés Soriano consiguió una victoria en la categoría Copa del European F3 Open en Montmeló

Disputó unos tests en invierno con el F312, y en la última carrera de las Winter Series estuvo en el box del equipo mientras otros pilotos corrían. La confirmación de su fichaje se estaba alargando más de la cuenta. Tanto que al final ni llegó. Moisés Soriano, piloto becado por la Federación Española de Automovilismo y el Banco Santander tan solo un año antes, se ha quedado sin asiento en 2013 por falta de dinero, como tantos otros antes, a pesar del talento que atesora. Mientras tanto, en el equipo de un Adrián Campos que ha pasado a la historia entre otras cosas por el descubrimiento de Fernando Alonso correrán la venezolana Valeria Carballo, el ruso Denis Nagulin y el polaco Artur Janosz, cargados en buena parte de motivos económicos.

Es egoísta pedir más a una entidad privada como el Banco Santander, por ejemplo, aunque presuma de apostar por la formación y el desarrollo deportivo de jóvenes pilotos con una beca insuficiente y sin continuidad en una etapa crítica para el deporte de motor en este país. La de Moisés era la tercera beca: las dos anteriores fueron para Toni Alarcón, en cuya web no aparece actividad desde 2009, y para Víctor Colomé, que corrió la Fórmula Renault 2.0 en 2012. La cuarta ha recaído en Álex Palou, quien suma varios campeonatos de España y fue el año pasado subcampeón de Europa de KF3. Esperemos que a él le vaya mejor.

Moisés Soriano con Roberto Merhi en 2007

Moisés Soriano con Roberto Merhi en 2007

Pero no debería serlo pedir un esfuerzo superior a la Federación Española. Por delante quedan pocos pilotos ahora mismo que puedan aguantar el peso de este deporte cuando le llegue la jubilación a Fernando Alonso. Carlos Sainz en GP3, Roberto Merhi y Dani Juncadella en DTM después de ganar la F3 Euroseries y tras haber intentado seguir en monoplazas, junto con Miguel Molina, y Sergio Canamasas en GP2 (más Igor Urien, Álex Toril o Fran Rueda, a los que les quedan varios años para poder destacar). Y para de contar. El propio Canamasas se quejaba de que Alonso es, ahora mismo y desde hace años, “un impulso y un muro, porque las empresas sólo quieren estar con él y en Fórmula 1 y nada más”. Quizá nos lo tenemos merecido.

P.D.: Espero que la situación se revierta. Ni Moisés se merece quedarse un año sin correr, ni Carmen Boix, otra piloto a la que llevo viendo correr desde que ella tenía 11 años, tener que conformarse con correr el Campeonato de España de Resistencia. Diría que algo falla en el automovilismo, pero fallan muchas cosas.

.

Vicente Vila Madrazo (@vila1988)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s